Si, nosotros también usamos cookies. Esas cosas con nombre de "galletita" que ayudan a que tu navegación sea más personalizada. Cierra este mensaje y nos darás tu permiso para seguir utilizándolas. Y seguirás disfrutando de diarioDESIGN como siempre.

Feliz viaje por nuestra web Cerrar

¿Un animal? ¿Un traje maorí?… todo y nada de eso es The Belly of the Beast.

El Vientre de la Bestia -The Belly of the Beast- es el nombre de esta escultura de 12 metros de altura, ganadora del Brick Bay Folly, un concurso en el que se propuso a estudiantes y a jóvenes arquitectos diseñar estructuras arquitectónicas temporales para el Brick Bay Sculpture Trail, un espacio dedicado a la escultura moderna en el área verde de Brick Bay, cerca de la ciudad de Matakana, en Nueva Zelanda.

Matt-Ritani-Declan-Burn-Belly-of-the-best-Brick-Bay-Folly-NEW-ZEALAND (5)
Matt Ritani y Declan Burn, dos postgraduados de la Victoria University de Wellington, son los autores de esta obra a medio camino entre la escultura y la arquitectura. La cita ”Toda arquitectura es un residuo constructivo en tránsito” del arquitecto británico Jeremy Till director del Central Saint Martins Art College inspiró a los arquitectos la elección de los materiales reciclables y la idea de inscribir el proyecto dentro de un proceso sostenible, en el que se planease la reutilización de sus componentes.

Matt-Ritani-Declan-Burn-Belly-of-the-best-Brick-Bay-Folly-NEW-ZEALAND (2)

De esta manera, el exterior del edificio se revistió con tiras de neumáticos a modo de tejas, colocándolas al revés y en capas, para crear una superficie con una inusual textura que se mueve cuando se toca.

Pasados doce meses de su construcción, The Belly of the Beast se desmontará y estos elementos serán enviados a una trituradora de neumáticos, para ser posteriormente reutilizados como pavimento en la zona de doma de una escuela de equitación local, ya que las virutas de este material son muy adecuadas para los caballos.

Matt-Ritani-Declan-Burn-Belly-of-the-best-Brick-Bay-Folly-NEW-ZEALAND (6)

El edificio tiene una forma estrecha y piramidal. Una puerta en la base conduce al interior, en el que una zona de estar rodea una pequeña barbacoa, cuyo humo se escapa por una abertura en la cima del techo que hace las veces de chimenea.

Matt-Ritani-Declan-Burn-Belly-of-the-best-Brick-Bay-Folly-NEW-ZEALAND (1)

A diferencia del exterior de caucho negro, el interior de la torre se ha pintado de color rojo brillante y cuenta con un pavimento de cortezas de madera teñidas también de rojo.

Matt-Ritani-Declan-Burn-Belly-of-the-best-Brick-Bay-Folly-NEW-ZEALAND (3)

Una escalera apoyada contra la pared permite a los ocupantes subir hasta una ventana oculta a media altura y contemplar el entorno rural, que incluye el viñedo vecino de Brick Bay. Unos pilares rojos inclinados estabilizan la estructura.

Matt-Ritani-Declan-Burn-Belly-of-the-best-Brick-Bay-Folly-NEW-ZEALAND (7)

La torre fue construida fuera de las instalaciones para asegurar un montaje fácil. Cinco componentes modulares prefabricados se ensamblaron con una grúa.

Matt-Ritani-Declan-Burn-Belly-of-the-best-Brick-Bay-Folly-NEW-ZEALAND (2)

La ‘follie’ es vaga en sus referencias, su forma recuerda a la piel de un animal, a la ropa tradicional maorí, o podría ser también un ‘primo espinoso’ de una torre de ladrillo existente en las inmediaciones. Para sus autores es todo y a la vez, nada de eso.

Matt-Ritani-Declan-Burn-Belly-of-the-best-Brick-Bay-Folly-NEW-ZEALAND (1)

Deja tu comentario

Tu dirección de correo nunca será compartida. Los campos marcados con * son obligatorios.

Puedes utilizar los siguientes códigos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Artículos relacionados

Yumi Yumi, en México DF: ¿te apetece sushi bajo el puente?

Brutal London: brutalismo en recortables, por Zupagrafika.

Orden, frescura y atractivo visual en la marca de cosmética Etnia, diseño Lavernia & Cienfuegos.

Gran Hotel Domine Foraster Arquitectos diariodesign

El Gran Hotel Domine abre de nuevo una ventana a Bilbao.