Si, nosotros también usamos cookies. Esas cosas con nombre de "galletita" que ayudan a que tu navegación sea más personalizada. Cierra este mensaje y nos darás tu permiso para seguir utilizándolas. Y seguirás disfrutando de diarioDESIGN como siempre.

Feliz viaje por nuestra web Cerrar

Cuatro ‘rocas’ integran en el paisaje la casa club de un golf mallorquín.

El arquitecto Guillermo Reynés es el autor de esta casa club en un campo de golf en Santa Ponça (Mallorca). En las casas club se quiere fomentar las relaciones sociales, en este caso, alrededor del paisaje natural. Así, una de las claves más importantes este proyecto ha sido fomentar la conexión del edificio con su entorno inmediato.
GRAS-ARQUITECTOS-STONE-CLUBHOUSE-SANTA-PONCA-MALLORCA (2)

Por necesidades del desarrollo del juego la casa club se ha situado en un área natural de gran tamaño, por lo que una cierta centralidad y reconocimiento han sido necesarios. El edificio necesitaba visibilidad sin invadir el paisaje. El proyecto se configura mediante una serie de ‘rocas’, que se asientan en el entorno natural: ofrecen la presencia e identidad que pide el programa, y quedan camufladas en la naturaleza ya que se asemejan a un elemento natural.

Las ‘rocas’ en cuestión no son más que cuatro volúmenes arquitectónicos que, unidos, forman el edificio de la casa club. Cada volumen tiene un programa determinado,  y están unidos por una plaza común donde se sitúa el bar, el corazón del proyecto.

GRAS-ARQUITECTOS-STONE-CLUBHOUSE-SANTA-PONCA-MALLORCA (5)

La plaza se abre completamente al paisaje: las fachadas entre los volúmenes son de vidrio, enmarcando el panorama y generando visuales a la naturaleza circundante en todas las direcciones.

GRAS-ARQUITECTOS-STONE-CLUBHOUSE-SANTA-PONCA-MALLORCA (4)
GRAS-ARQUITECTOS-STONE-CLUBHOUSE-SANTA-PONCA-MALLORCA (8)

Los volúmenes de piedra (cocina, vestuarios y oficinas), al contrario que la plaza, son lo mas opacos posibles, prácticamente sin ventanas o con ventanas ocultas detrás de sutiles celosías de piedra. Así se enfatiza el efecto pétreo del edificio.

GRAS-ARQUITECTOS-STONE-CLUBHOUSE-SANTA-PONCA-MALLORCA (6)

El restaurante – sala de estar, es la excepción. A este volumen se le han practicado grandes aperturas para ofrecer un espacio continuo interior-exterior acorde con el clima mediterráneo.

GRAS-ARQUITECTOS-STONE-CLUBHOUSE-SANTA-PONCA-MALLORCA (3)
GRAS-ARQUITECTOS-STONE-CLUBHOUSE-SANTA-PONCA-MALLORCA (13)
GRAS-ARQUITECTOS-STONE-CLUBHOUSE-SANTA-PONCA-MALLORCA (10)

La materialización del edificio maximiza el efecto roca: la piedra local tipo Santanyí, elemento muy característico de la arquitectura de la isla de Mallorca, se usa no sólo en las fachadas sino también en las cubiertas, sin distinción alguna, consiguiendo una piel continua de piedra en toda la construcción.

GRAS-ARQUITECTOS-STONE-CLUBHOUSE-SANTA-PONCA-MALLORCA (7)

De esta manera, la fachada es cubierta y la cubierta es fachada. Todo se reduce a piedra en el paisaje.

GRAS-ARQUITECTOS-STONE-CLUBHOUSE-SANTA-PONCA-MALLORCA (14)

Fotografías: José Hevia

Deja tu comentario

Tu dirección de correo nunca será compartida. Los campos marcados con * son obligatorios.

Puedes utilizar los siguientes códigos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Artículos relacionados

restaurante Saul Bistro Madero Taller KEN en Guatemala

El oasis tropical está en pleno centro urbano de Mixco, Guatemala.

la belle electrique herault arnod architectes musica electronica diariodesign

Un templo a la música electrónica en Grenoble.

puerta de reforma piso venecia diariodesign

Abrimos la puerta al fin de semana.

Museo de las Colecciones Reales premio fad

El Museo de las Colecciones Reales, premio FAD de Arquitectura 2017.