Si, nosotros también usamos cookies. Esas cosas con nombre de "galletita" que ayudan a que tu navegación sea más personalizada. Cierra este mensaje y nos darás tu permiso para seguir utilizándolas. Y seguirás disfrutando de diarioDESIGN como siempre.

Feliz viaje por nuestra web Cerrar

Música en la arquitectura: la casa para una violinista en Málaga.

OAM Arquitectos ha desarrollado en Málaga un proyecto en el que la inspiración clave ha sido el trabajo de uno de los clientes: una familia con dos niños en la que ella es violinista, y que han querido transformar una pequeña casa de 49 m2 en un hogar en el que poder vivir cómodamente.

Casa para una violinista Casa para una violinista

La pequeña escala del trabajo acometido, consistente en la reforma integral de una vivienda entre medianeras con parcela propia, determinó el máximo vaciado posible de su interior, para poder incorporar en el volumen útil de la nueva vivienda los espacios perdidos de la casa original sobre el falso techo y bajo el forjado sanitario. Esta operación ha permitido desarrollar el programa funcional en dos niveles, obteniendo así una superficie interior de 85 m2 y exterior de 80 m2 con el nuevo nivel principal de la casa a la cota inferior del patio-jardín de fondo de parcela. Se mantiene la llegada a través del porche delantero a la cota original, convertida en nivel intermedio donde se sitúa la sala de música. Desde este nivel de llegada, se accede a los niveles superior e inferior.

Casa para una violinista Casa para una violinista Casa para una violinista

“Con un solo movimiento de arco, un virtuoso de violín es capaz de producir un sonido mantenido durante sesenta segundos. En el espacio de ese tiempo, la nota musical fluye del instrumento sin alteraciones, de forma constante, sin aumentos de intensidad ni caídas”. Trasladada a la arquitectura, esta condición de continuidad, mediante la cual el espacio se articula sin rupturas, fue una cualidad de proyecto solicitada por los clientes, lograda creando un espacio continuo en el interior.

Casa para una violinista Casa para una violinista Casa para una violinista

De este modo, las estancias se definen sin confinarse, manteniendo relaciones abiertas entre ellas, capaces de evolucionar con la vida de sus dueños. Además, el clima mediterráneo de la ciudad de Málaga permite extender el espacio interior de la casa a los espacios exteriores que se incorporan como nuevas estancias. Sin ir más lejos, la cocina ocupa el jardín, como un pequeño pabellón aislado; la circulación en anillo a través de ella conecta el jardín con el salón, y la galería verde con el dormitorio infantil. Para solucionar la comunicación entre el patio, la cocina y el salón, convirtiéndolos en parte integrante de la casa la mayor parte del año, se ha empleado la carpintería metálica de Kawneer.

Casa para una violinista Casa para una violinista Casa para una violinista

El objetivo es una casa “que se viva bien en el día a día”, en palabras de OAM. Una casa para habitantes que gustan de la vida natural, la comida sana… en la que el cuerpo se encuentra en su elemento andando descalzo sobre un pavimento continuo de resinas de poliuretano. Un hogar en el que se pueda circular libremente y en el que sólo están cerrados los dos baños por intimidad y el cuarto insonorizado de música junto a la entrada. Se ha reducido por tanto el ruido visual al máximo, evitando aporte de materiales o soluciones constructivas excesivas. Se busca el silencio. La vida será la que pondrá la música.

Casa para una violinista Casa para una violinista Casa para una violinista Casa para una violinista Casa para una violinista

Fotografía: Jesús Granada

Deja tu comentario

Tu dirección de correo nunca será compartida. Los campos marcados con * son obligatorios.

Puedes utilizar los siguientes códigos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Artículos relacionados

Fusión brasileño-griega en lo último de los hermanos Campana para Yes Hotels.

Sauvage. La floristería más salvaje de la ciudad.

Abba The Museum: el legado de la legendaria banda tiene nuevo hogar en Estocolmo.

Gracias al American Institute of Architects, Barbie® Arquitecta consigue su extravagante casa de ensueño.