Si, nosotros también usamos cookies. Esas cosas con nombre de "galletita" que ayudan a que tu navegación sea más personalizada. Cierra este mensaje y nos darás tu permiso para seguir utilizándolas. Y seguirás disfrutando de diarioDESIGN como siempre.

Feliz viaje por nuestra web Cerrar

La sede soviética de Telégrafos de Moscú. 80 años de abandono esperando su renacer.

El estudio moscovita Archiproba es el autor de estas increíbles oficinas ubicadas en el edificio que alojaba la sede central de Telégrafos de Moscú, situado en la calle Tverskaya, en el centro de la capital rusa. Su autor fue el arquitecto Ivan Rerberg, uno de los pioneros en la construcción con hormigón armado en Moscú. El edificio data de 1927 y tiene un estilo inusual, a caballo entre el modernismo y el constructivismo; su sorprendente geometría y amplio acristalamiento lo distinguen de su entorno, de estilo estalinista.

ARCHIPROBA-DI-Telegraph-Ilya-Ivanov (2)

El espacio objeto del proyecto se utilizaba originalmente para enviar y recibir telegramas de cable y proporcionar otros servicios de telecomunicación analógica. En ese momento la sala estaba llena de equipos generando calor, y ésa es una de las razones por las que su techo posea una altura de siete metros, ya que de esta manera se permitía que el vapor caliente se elevara para ser conducido hacia el exterior a través de unos grandes ventiladores.

ARCHIPROBA-DI-Telegraph-Ilya-Ivanov (4)

Antes de la renovación para la empresa tecnológica Dream Industries, sus nuevos habitantes, este edificio permaneció en un estado de abandono durante numerosos años. Los arquitectos se enfrentaban a un proyecto de restauración del espacio, más que de renovación. El interior no contaba con muros divisorios, sólo con dos filas de columnas situadas en el centro, entre los enormes ventanales.

ARCHIPROBA-DI-Telegraph-Ilya-Ivanov (1)

 

Tras ochenta años de abandono, las ventanas se encontraban muy deterioradas, sus marcos estaban cubiertos con varias capas de pintura y sus vidrios estaban tapados con papel. Al iniciar la restauración se descubrió que sus marcos eran de madera de alerce rojo-amarillo, con excelentes bisagras y picaportes metálicos.

ARCHIPROBA-DI-Telegraph-Ilya-Ivanov (3)

El objetivo del proyecto fue desnudar al espacio de todo lo superfluo, para que regresara de nuevo a su estado inicial de 1927.
Los muros de ladrillo, las columnas de hormigón, el techo con restos de encofrado de madera de los años veinte, y los marcos de madera con 80 años de antigüedad hacen por si solos referencia de una manera elocuente a la historia del edificio. El trabajo de los arquitectos se redujo a no deteriorar nada.

ARCHIPROBA-DI-Telegraph-Ilya-Ivanov (5)

El espacio está dividido en varias zonas. La primera, adyacente a la entrada, es un área destinada a la celebración de seminarios educativos, conferencias, presentaciones, hackathons y otras actividades públicas. Unas cortinas realizadas con un tejido con propiedades de absorción del sonido, se añadieron para mejorar la acústica de la sala, que tiene capacidad para albergar hasta 500 personas.

ARCHIPROBA-DI-Telegraph-Ilya-Ivanov (6)

Junto a ella, se encuentra “kiosk” una construcción sencilla de vidrio y metal. Por uno de sus lados funciona como una una mini-cafetería que se abre hacia el gran espacio.

ARCHIPROBA-DI-Telegraph-Ilya-Ivanov (7)

Por el otro, es una sala de reuniones transparente con una entrada independiente.

ARCHIPROBA-DI-Telegraph-Ilya-Ivanov (8)

El espacio del fondo está reservado para una zona de trabajo “coworking” de 500 m2 que cuenta con 100 puestos.

ARCHIPROBA-DI-Telegraph-Ilya-Ivanov (12)

Está separada de otras áreas por un cerramiento de vidrio.

ARCHIPROBA-DI-Telegraph-Ilya-Ivanov (14)

La flexibilidad ha sido una de las claves a la hora de plantear su diseño. Ésa es la razón por la que gran parte de sus elementos tienen ruedas y se componen de módulos desmontables.

ARCHIPROBA-DI-Telegraph-Ilya-Ivanov (10)
ARCHIPROBA-DI-Telegraph-Ilya-Ivanov (13)

Dependiendo de las necesidades de los equipos, el espacio se puede transformar y adoptar las formas necesarias para una cooperación fructífera.

ARCHIPROBA-DI-Telegraph-Ilya-Ivanov (15)Fotografías: Ilya Ivanov

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo nunca será compartida. Los campos marcados con * son obligatorios.

Puedes utilizar los siguientes códigos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

1 comentario

  1. pequeña ESCALA

    Llevo media hora mirando este Proyecto.Cortinas que absorben el sonido? Es maravilloso.Me parece que encaja a la perfección con las posibilidades que ofrece la antigua fábrica de armas de Oviedo. Gracias por llevarnos a Moscú

Artículos relacionados

Beak, de Sascha Bischoff: un práctico perchero-container gana el Universal Design Award 2012.

Filandón, de Isabel López Vilalta, uno de los cinco finalistas españoles a los Restaurant and Bar Design Awards 2012.

Pibal: la bicicleta ideal para Burdeos, concebida por Philippe Starck y desarrollada por Peugeot.

The Hovse 2014. Better vuelve a invitarnos a ‘comprar bonito’ esta Navidad.