Si, nosotros también usamos cookies. Esas cosas con nombre de "galletita" que ayudan a que tu navegación sea más personalizada. Cierra este mensaje y nos darás tu permiso para seguir utilizándolas. Y seguirás disfrutando de diarioDESIGN como siempre.

Feliz viaje por nuestra web Cerrar

Bastiaan Jongerius diseña un condominio para seis familias en el centro de Amsterdam.

El arquitecto holandés Bastiaan Jongerius es el autor de este complejo residencial situado en el corazón de la capital de los Países Bajos. El proyecto nació en el año 2004, cuando tres parejas con niños que buscaban vivienda en el centro de Amsterdam decidieron unir sus fuerzas para poner en marcha su propio proyecto.

Se interesaron por una parcela entre las calles Elandsstraat y Lijnbaansstraat, y el Ayuntamiento, – con el fin de evitar la licitación pública -, les vendió la parcela completa incluyendo los edificios existentes que todavía no se habían demolido. Había espacio para seis viviendas, lo que permitió a tres familias más a unirse al proyecto, formando los seis hogares una “entidad privada colectiva”.

La parcela fue dividida en seis condominios, cada uno de los cuales también incluía una sexta porción del patio ajardinado comunitario.

En el proyecto, – cuyo proceso de diseño estuvo repleto de debates interminables -, los bordes de la parcela se construyen, dando lugar a un patio privado central. Dos de los edificios situados en el norte de la fachada, en la calle Elandsstraat, se han mantenido y renovado cuidadosamente.

Bastiaan Jongerius_elandsstraat-fotograaf-milad-Pallesh 1

La vivienda ubicada en el número 133 de dicha calle se caracteriza por el uso de vidrio y madera, mientras que el edificio anexo, que alberga dos viviendas, cuenta con una fachada revestida de piedra azul.

Detrás de la puerta, encima de la cual de leen los nombres de todos los niños que viven en el complejo, se encuentra  un callejón que conduce al patio común.

A él dan otras tres viviendas a las que se accede a través de unas escaleras exteriores de madera.

Las entradas principales de estas viviendas se encuentran en la calle Lijnbaansstraat, un estrecho callejón sin salida al que el nuevo complejo residencial ha inyectado nueva vida.

Los interiores se caracterizan por los techos de hormigón visto, así como por los muros y escaleras de madera pintados de blanco.

Fotografías: Milad Pallesh

 

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo nunca será compartida. Los campos marcados con * son obligatorios.

Puedes utilizar los siguientes códigos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Artículos relacionados

Blog post graphic_1

Nike & Architecture For Humanity: Todo por Japón. Cada Milla Cuenta

1 klay

Charlotte Biltgen renueva la terraza del exclusivo club deportivo Klay, en París.

Apartamento Chipinque de Jakob Gómez F1 (Copiar)

La Sierra Madre mexicana se mete dentro de casa.

Aeropuerto Lleida-Alguaire Foto Adrià Goula 600x600

El Aeropuerto de Lleida-Alguaire y el Hotel Santos Porta Fira galardonados con el Sima-Asprima 2011.