Si, nosotros también usamos cookies. Esas cosas con nombre de "galletita" que ayudan a que tu navegación sea más personalizada. Cierra este mensaje y nos darás tu permiso para seguir utilizándolas. Y seguirás disfrutando de diarioDESIGN como siempre.

Feliz viaje por nuestra web Cerrar

Rubber Duck: el artista Florentijn Hofman coloca un patito de goma en el puerto de Hong Kong.

Un patito de goma en el puerto de Hong Kong. El artista Florentijn Hofman vuelve a sorprender con su obra colocando un elemento plenamente reconocible y perteneciente al imaginario colectivo a una escala mucho más grande de la humana.

Tras pasar desde el año 2007 por las aguas de St. Nazaire (Francia), Sao Paulo (Brasil), Auckland (Nueva Zelanda), Hasselt (Bélgica),Osaka e Hiroshima (Japón), Sydney (Australia), Nürnberg (Alemania), Amsterdam (Países Bajos), entre otros, Rubber Duck aterrizó en Hong Kong para hacer uso de sus “propiedades curativas”.

La obra de Hofman no conoce fronteras, no discrimina a la persona y no tiene connotaciones políticas: es amigable, y pretende “aliviar las tensiones mundiales“, como cuenta su autor con optimismo.

Rubber Duck se compone de un elemento inflable, pontones y un generador, y mide 14 x 15 x 16,5 metros.

 

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo nunca será compartida. Los campos marcados con * son obligatorios.

Puedes utilizar los siguientes códigos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Artículos relacionados

1 Kongoh

Kongoh el tenderete africano que vende chocolates en un centro comercial.

central library new york

Visto en El País: La biblioteca de la discordia

HOTEL N'ORMA

Hotel N’orma: la especial luz de Sicilia… y de Davide Groppi.

12 spanish makers Roqué_tamboret

#iSaloni 2014. Spanish makers: diseñadores y pequeñas editoras en La Rinascente de Milán.