Si, nosotros también usamos cookies. Esas cosas con nombre de "galletita" que ayudan a que tu navegación sea más personalizada. Cierra este mensaje y nos darás tu permiso para seguir utilizándolas. Y seguirás disfrutando de diarioDESIGN como siempre.

Feliz viaje por nuestra web Cerrar

Residencia inteligente e industrializada de H Arquitectes y dataAE para el campus de l’ETSAV en el Vallès.

Los estudios H Arquitectes y dataAE son los autores de la nueva residencia para los alumnos de la Escola Tècnica Superior d’Arquitectura del Vallès (Barcelona), un edificio de 57 viviendas situado en la misma manzana que la escuela que destaca por una construcción industrializada y un sistema de eficiencia energética y racionalización que lo convierten en un edificio inteligente.

La residencia está formada por dos bloques de plantas y un gran atrio central. Las viviendas, los usos comunitarios y los accesos están prefabricados. Todos los módulos de las habitaciones son iguales y se caracterizan por el hormigón a la vista, escasa distribución, pocos elementos fijos y una simplificación de los acabados y las instalaciones.

La propuesta pretende mantener un equilibrio con los edificios existentes y los espacios exteriores. También la cohabitación de los estudiantes gracias a la flexibilidad interior de las viviendas y el potencial del atrio como espacio de eventos sociales.

El proyecto, que surge de un concurso organizado por la ETSAV y la UPC, destaca también por haber aprovechado la topografía del lugar para conseguir el acceso a la segunda planta de la residencia sin ascensor, lo que permite además ahorrarse la mitad de escaleras y pasarelas.

Si aplicásemos un verbo a este proyecto uno de ellos podría ser ‘aprovechar’ pues estamos ante un edificio diseñado para exprimir hasta el último recurso. Todos los módulos y los acabados son desmontables y reciclables o reutilizables. Se ha replaneado el ciclo del agua de todo el campus y se ha centralizado toda la producción de energía valiéndose de la simultaneidad horaria de la residencia y la escuela. Así pues, la actual caldera de la ETSAV ahora se utiliza para el bloque de viviendas. Por otra parte, se ha buscado una racionalización del espacio: no repetir servicios que ya existan en la escuela y, viceversa, ofrecer nuevos espacios al campus.

Según datos del estudio obtenidos a partir del ciclo de vida, el proyecto reduce hasta un 70% la demanda energética en comparación a un edificio estándar según normativa CTE. Esto se ha logrado maximizando los recursos pero también convirtiendo el atrio central en un espacio bioclimatizado mediante unos invernadero que funcionan como el pulmón de la residencia.

Los automatismos de estos invernaderos regulan la temperatura, controlan la velocidad del viento y la incidencia de radiación solar mediante pantallas térmicas de protección solar. Por otra parte, su apertura cenital facilita la ventilación por convección reforzando la ventilación cruzada de todas las viviendas.

De cara a frenar la radiación directa en verano, la estrategia se refuerza con fachadas ventiladas, mallas metálicas para plantas trepadoras (que ayudarán a refrescar el ambiente) y un aljibe en la cubierta.

Para la construcción, se han decantado por un sistema industrializado ya que permite “ahorrar tiempo, mejores garantías de control de ejecución, implantar sistemas en seco y minimizar los residuos del proceso de obra”, han dicho.

La idea de distribuir lo mínimo posible los 40 metros cuadrados de cada vivienda surgió bien pronto. “Rápidamente entendimos que serian los estudiantes quienes, con la utilización y evolución durante los años, encontrarían el mayor potencial posible”. Además de que significa una “expresividad mas real y pedagógica de la construcción”.

Así pues, el edificio sólo ofrece los elementos mínimos y exigidos por normativa. Los pocos revestimientos interiores son paneles de madera contrachapada, utilizados habitualmente para el encofrado de hormigón.

Del mismo material son los armarios de cocina, sin puertas pero con muchos estantes móviles para un uso más flexible, y las fachadas interiores, protegidas por el atrio. Las fachadas exteriores, por su parte, se han resuelto con chapa galvanizada plegada.

Fotografías: Adrià Goula y Harquitectes.

 
Escola Tècnica Superior d’Arquitectura del Vallès
Edificio SC2
C/ Pere Serra, 1-15
Sant Cugat del Vallès (Barcelona)

 

 

 

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo nunca será compartida. Los campos marcados con * son obligatorios.

Puedes utilizar los siguientes códigos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Artículos relacionados

sopadededos-CASA-DECOR-Barcelona-004

Último día para conseguir 2 entradas. Visita Casa Decor Barcelona 2012 gracias a diarioDESIGN.

1- Slowpoke Café

Slowpoke Café de Sasufi en Melbourne, atmósfera acogedora de elementos reciclados.

1 la guingueta

La Guingueta de Carles Abellan: frescura y calidez en la playa.

jie nanimarquina

Jie, Lattice y Tres. Las nuevas alfombras mágicas de nanimarquina.