Si, nosotros también usamos cookies. Esas cosas con nombre de "galletita" que ayudan a que tu navegación sea más personalizada. Cierra este mensaje y nos darás tu permiso para seguir utilizándolas. Y seguirás disfrutando de diarioDESIGN como siempre.

Feliz viaje por nuestra web Cerrar

Pedro Scattarella renueva la emblemática Casa Guinart y la abre al mercado de la Boqueria .

Casa Guinart lleva más de cien años sirviendo comida en uno de los edificios de Las Ramblas que dan acceso al mercado de La Boqueria (Barcelona). Pero de cara a perpetuar su éxito en el futuro, los propietarios los han remodelado con la ayuda de Pedro Scattarella, que ha abierto el local al mercado como si de puesto de comida se tratase y le ha dado un aire andaluz mediante una combinación de madera envejecida, hierro forjado y unos estudiados detalles.

El local, dividido en tres plantas, es pequeño. En concreto, 40 m2 por planta. Aunque esto, sin embargo, no ha impedido crear ambientes diferentes en cada una de ellas.

En la planta de acceso están la cocina (a la vista) y la barra. Al ser la zona que se abre al mercado, es la más bulliciosa y popular. Lo contrario que en la primera planta, donde hay un pequeño comedor y están los lavabos. Es la más relajada y es la que respira un cierto sabor andaluz. El sótano, por último, se ha dejado como zona de almacén.

Scattarella, de origen argentino pero afincado en Barcelona desde hace una década, se ha inspirado en las antiguas bodegas para dotar de una nueva personalidad al local. Especialista en conjugar múltiples detalles para conseguir un ambiente determinado, el diseñador, junto a  su estudio Dissenya2 Arquitectura, ha desplegado toda una batería de recursos para lograr esta particular atmósfera. Desde los materiales hasta los elementos decorativos.

Las paredes están estucadas y envejecidas. El suelo del salón es de parquet cepillado a mano y el de la planta baja, de toba manual colocada en espigatum. Para el sobre de la barra se ha utilizado mármol blanco.

A la estética andaluza también contribuye la presencia del hierro fundido. En la planta baja, un mueble sujeto al techo sigue la forma de la barra con una triple función: como expositor hacia el exterior, como almacén en el interior y como estructura para los barriles de cerveza. También ha incorporado lámparas de hierro forjado fabricadas artesanalmente en Andalucía. En el comedor, una reja de media altura cierra la habitación.

Por supuesto, hay barriles, pero en el techo, lo que otorga el punto de originalidad que suele acompañar a Scattarella. Se trata de toneles de roble en desuso, y también procedentes del sur de la península que, tras ser cortados por la mitad, ahora funcionan como techo, difusor de aire acondicionado y hasta de lámpara.

Terminan de completar el look detalles como las persianas de esparto, el mueble de obra del salón para almacenar botellas y divertidas imitaciones de cabezas de animales disecadas colgadas en la pared.

La atmósfera andaluza convive, por otra parte, con el aire vintage que desprenden las mesas de madera envejecida y las sillas de aspecto oxidado del salón, y con otro elemento clave del sello Scattarella: la presencia el diseño gráfico. En este caso con carteles de bebidas y la carta.

 

La planta baja de Casa Guinart tiene acceso a Las Ramblas, La Boqueria y al pasillo que comunica a éstas dos últimas. Los accesos han sido diseñados para que se puedan abrir de par en par. Una vez abiertos, no hay diferencia entre el exterior y el interior, y la barra queda a centímetros de la acera.

En el sobre de la barra están los expositores de materia prima, al alcance de la mano del cocinero, que prepara la comida a la vista del cliente.

Fotografías: Pedro Scattarella  y Carles Allende
Casa Guinart
Les Rambles, 95
Barcelona


Deja tu comentario

Tu dirección de correo nunca será compartida. Los campos marcados con * son obligatorios.

Puedes utilizar los siguientes códigos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Artículos relacionados

trofeos-graffica2011

Los Premios Gràffica 2011 reunieron a lo mejor del diseño y la comunicación visual en Madrid

1 fritz hansen velorbis

¿Qué tienen en común mobiliario y bicicletas? La respuesta, por Fritz Hansen y Velorbis.

OAK Showroom de Anna y Eugeni Bach 1 (Copiar)

El showroom de OAK, proyecto favorito del público en los Premios FAD.

17. Retrato Rafael Moneo_Fotógrafo Miguel Guzmán__ Rafael Moneo _Cortesía Fundación Barrié

La Fundación Barrié presenta la primera retrospectiva completa de Rafael Moneo, en A Coruña.