Si, nosotros también usamos cookies. Esas cosas con nombre de "galletita" que ayudan a que tu navegación sea más personalizada. Cierra este mensaje y nos darás tu permiso para seguir utilizándolas. Y seguirás disfrutando de diarioDESIGN como siempre.

Feliz viaje por nuestra web Cerrar

El ‘cavallino rampante’ estrena un nuevo centro de peregrinaje: el Museo Enzo Ferrari de Módena.

Mientras el rugido de los motores de los monoplazas de fórmula 1 se traslada de Barcelona a Montecarlo, Fernando Alonso y el resto de fieles de Ferrari ya pueden anotar en sus agendas un nuevo destino a visitar durante los descansos entre Grandes Premios de Fórmula 1.

En Módena (Italia), después de varios años de obras, ha abierto sus puertas el espectacular Museo Enzo Ferrari, dedicado al fundador de la legedaria marca automovilística. Son 3.300 m2 diseñados y restaurados por Andrea Morgante de Shiro Studio, que tomó el testigo del proyecto iniciado en 2004 por el desparecido Jan Kaplicky de Future Systems, y que abrazan la antigua casa donde nació Enzo Ferrari.

Una enorme cubierta de aluminio amarillo, inspirada en el fondo del famoso logotipo del cavallino rampante, con diez incisiones que evocan las rendijas de ventilación de un coche adelanta lo que hallaremos dentro del museo. Las ranuras de este impresionante techo de formas orgánicas no solo invitan a soñar en coches de carreras, sino que permiten también la ventilación y la iluminación natural del espacio.

Si su modernidad y colorido llama la atención, no menos sugerente es el contraste de la nueva edificación proyectada por Kaplicky y Morgante con el taller y la vivienda adyacente de principios del siglo XXI, donde se crió el gigante del automovilismo Enzo Ferrari (1898 – 1988).

El interior del museo es tanto o más espectacular que su exterior. Cuenta con salas de exposiciones dentro de la casa restaurada, así como una exposición de más de veinte vehículos clásicos, una sala de audiovisuales y una sala interactiva en el nuevo edificio.

En éste, los visitantes gozan de una amplia visión del espacio expositivo, compuesto por una gran sala abierta dominada por el blanco y una suave rampa que lleva gradualmente hacia el nivel inferior. El espacio cuenta con guiños de color amarillo Módena, como columnas, guías o instalaciones, en complicidad con el techo.

A la hora de levantar esta espectacular edificación, Andrea Morgante respetó el diseño original proyectado por Kaplicky, combinando lo último en tecnología de la construcción, ahorro energético, materiales utilizados en la fabricación de automóviles y un diálogo inequívoco entre ambos edificios sobre el amor por el mundo del motor.

La altura del nuevo edificio del museo alcanza como máximo los 12 metros para asemejarse a la altura de la casa original la cual se ve abrazada por la estructura de aluminio. El volumen compensa la falta de altura expandiéndose por debajo del nivel del suelo.

La fachada de cristal se curva en planta, inclinándose en un ángulo de 12,5 grados. Cada uno de los paneles que la conforman están sujetados por cables de acero y vienen dotados de termosensores que se utilizan para calentar y enfriar el edificio.

Es el primer museo de Italia que utiliza energía geotérmica. Además, siguiendo con las premisas de sostenibilidad de Kaplicky, el edificio cuenta también con tecnología fotovoltaica y sistemas de reciclaje de agua. Tradición e innovación siempre han ido de la mano de Ferrari.

Ficha técnica:

Cliente: Fundación Casa Natal de Enzo Ferrari
Proyecto: Museo Enzo Ferrari
Localización: Via Paolo Ferrari 85, Módena, Italia
Arquitecto: Jan Kaplicky (Future Systems)
Arquitecto del proyecto: Andrea Morgante (Shiro Studio)
Diseño de las galerías de exposición: Jan Kaplicky y Andrea Morgante
Diseño estructural, mecánico y eléctrico, impacto medioambiental, salud y seguridad: Politecnica
Año de concepción: 2004
Año de finalización: 2012
Superficie: 5.200 m2
Presupuesto: 14.200.000 €
Imágenes cortesía de Andrea Morgante, Studio Cento y David Pasek

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo nunca será compartida. Los campos marcados con * son obligatorios.

Puedes utilizar los siguientes códigos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

2 comentarios

  1. S

    Pues lo encuentro horroroso.
    Arquitectura sin contemplar el entorno no es arquitectura.

  2. anaïs

    Me gusta el contraste. Creo que el “abrazo” de la modernidad es evolución.

Artículos relacionados

LA MAISON BARCELONA

Deco shopping: La Maison se renueva y apuesta por lo natural.

Green Air, Nomad Studio

Green Air, el jardín aéreo de Nomad Studio.

01

Restaurante Bar Fuuud en Sabadell: Reinterpretar lo básico para ser excepcional.

Microsoft-Nuevo-Logo

Tras 25 años, Microsoft rediseña su logo