Si, nosotros también usamos cookies. Esas cosas con nombre de "galletita" que ayudan a que tu navegación sea más personalizada. Cierra este mensaje y nos darás tu permiso para seguir utilizándolas. Y seguirás disfrutando de diarioDESIGN como siempre.

Feliz viaje por nuestra web Cerrar

Black Pig Lodge, un artístico bunker de carbón que quiere resistir el paso del tiempo.

Con motivo de las celebraciones del 60º aniversario del Festival of Britain, celebrado en 1951 para mostrar al mundo las contribuciones británcias en los mundos del arte, la ciencia y el diseño industrial, el estudio británico Heather e Ivan Morison ha creado el Black Pig Lodge.

En 1951 el gobierno británico organizó una gran exhibición artística para animar a los ciudadanos mostrándoles lo que el diseño podía hacer por las ciudades arrasadas en los bombardeos y cómo sería el futuro después de la reconstrucción. Estas mismas ideas son las que han inspirado al estudio británico Heather e Ivan Morison para crear esta pieza de arte arquitectónico: si en 1951 la arquitectura anticipaba el futuro, hoy los edificios deben ser diseñados para resistir, sea cual sea el futuro. El refugio se exhibe en el South Bank (la orilla sur) del Támesis, en Londres.

Los arquitectos han creado una cámara a modo de refugio hecha con otro material que también ha resistido el paso del tiempo: el carbón. La pareja de arquitectos vive y trabaja parte de su tiempo en Gales, lo que les ha permitido estar en contacto con mineros y una industria que se ha convertido “en el símbolo del declive social de las zonas rurales”, opinan.

El refugio de Heather e Ivan también comparte con el carbón este aspecto de reliquia del pasado con su exterior de aspecto abandonado. El interior, sin embargo, es reluciente y está pensado para proteger a la gente y celebrar ceremonias de cualquier cultura.

El diseño, dicen sus autores, está inspirado también en la “mitología oscura de la serie de culto Twin Peaks y en el folklore local”.

El tratamiento del carbón en el Black Pig Lodge es tan protagonista como el propio material.

La estructura de acero y madera del exterior ha sido recubierta por placas de carbón semejantes a las tejas de madera.

El interior y la entrada, por su parte, han sido alicatados con azulejos hechos a partir de polvo de carbón, que requirió una laboriosa mano de obra.

Por último, la barra que recorre el interior del espacio y que sirve de mesa y banco a la vez, está hecha de trozos de carbón amalgamados con la misma mezcla (también de carbón, cómo no) usada para la estructura.

El Black Pig Lodge fue exhibido en el Southbank Centre (Londres) en 2011.

Fotografías e imágenes cortesía de Heather e Ivan Morison

Deja tu comentario

Tu dirección de correo nunca será compartida. Los campos marcados con * son obligatorios.

Puedes utilizar los siguientes códigos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Artículos relacionados

Buenas Migas Barcelona 11 apertura

Lo industrial y lo fresco se mezclan en el local barcelonés Buenas Migas de Víctor Hernández Garrido.

marbles-julia-fullerton-batten-ivorypress 600x600

Elena Ochoa Foster comisaria de la exposición Ciudades Imaginarias, en Madrid.

Casa punta exterior piscina (3)

A los 344.324 lectores de esta temporada: ¡Gracias! Descansamos unos días; nos vemos el 22 de agosto.

Chairless de Vitra, la nueva sin-silla para nómadas modernos.