Si, nosotros también usamos cookies. Esas cosas con nombre de "galletita" que ayudan a que tu navegación sea más personalizada. Cierra este mensaje y nos darás tu permiso para seguir utilizándolas. Y seguirás disfrutando de diarioDESIGN como siempre.

Feliz viaje por nuestra web Cerrar
Idoia Ruiz
4 enero 2012

Sid Lee Architecture proyecta la nueva sede Red Bull Ámsterdam en una fábrica naval.

Sid Lee Architecture y Sid Lee Amsterdam Atelier han diseñado la nueva sede central de Red Bull en la zona norte del puerto de Ámsterdam. En esta zona de la ciudad, conviven en la actualidad una importante cultura urbana y artística así como también es conocida porque se realizan deportes extremos.

El espacio en el que se ubican las oficinas es una antigua fábrica de construcción naval, situada junto a un viejo submarino ruso en desuso.

“La arquitectura sirve para satisfacer una filosofía. Para diseñar el espacio interior, nos hemos basado en la filosofía Red Bull. Para ello hemos dividido los espacios según su uso y su espíritu para de alguna forma sugerir la idea de los dos hemisferios de la mente humana, opuestos pero complementarios: la razón frente a la intuición. De ahí, la luz frente a la oscuridad, el arte frente a la industria”,  dice Jean Pelland, arquitecto y socio de Sid Lee Architecture.

Esta dualidad se plasmó en el interior de la fábrica entre espacios privados y públicos, de negro a blanco y de blanco a negro. El objetivo del proyecto trataba de combinar la brutal simplicidad industrial del espacio con “la invitación a una proyección más mística por parte del cliente”, añade Pelland.

La arquitectura interior juega con esta dualidad y las oficinas en forma de cuevas cubiertas por placas metálicas, recuerdan desde acantilados a rampas de skate board. Las salas con formas triangulares se construyen como espacios semiabiertos de tal modo que desde abajo se intuyen como nichos y desde la segunda planta como zonas de paso, puentes o mezanines.

La configuración del techo divide las tres áreas de trabajo, entre las que se encuentran la zona de reuniones, de madera contrachapada, en la que también se incorpora una cabina de DJ y un estudio de grabación.

 

Una parte muy personal del proyecto son también los trabajos en diseño gáfico que “decoran” paredes, zonas de paso y murales. Imágenes de vírgenes y angelotes pintados con la técnica del puntillismo, paredes con grafitis de inspiración underground y juegos geométricos en techos y suelos convierten cada espacio en una ilusión óptica.

La señalética y los juegos dramáticos de luces también ha sido pensados para apoyar a la arquitectura de estas rompedoras oficina.

 

 

Fotografías cortesía de sidleearchitecture.com

 

Más sobre el estudio

Fundado en 2009, el estudio es una evolución de la firma Nomade, creada en 1999. Se trata de una asociación de los diseñadores urbanos Jean Pellan y Martin Leblanc junto con Sid Lee, una compañía de creatividad global. Establecida en Montreal, con oficinas en Ámsterdam y París, el estudio incluye arquitectos, técnicos, diseñadores, etc.

Más información en www.sidleearchitecture.com

 

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo nunca será compartida. Los campos marcados con * son obligatorios.

Puedes utilizar los siguientes códigos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Artículos relacionados

donald-judd-cortesia-galeria-elvira-gonzalez-cuauhtli-gutierrez (1520 px)

Nueva exposición en Madrid: conoce al Donald Judd más doméstico.

COSMO Andres Jaque MoMA Diariodesign 01 portada

COSMO de Andrés Jaque en NYC, el debate del agua hecho instalación.

Fontecruz 11

Tradición y vanguardia se mezclan en el Fontecruz-Marriot, un hotel ‘de postal’ en Lisboa.

Juli Capella crea una nueva tienda Camper Together en Madrid.