Si, nosotros también usamos cookies. Esas cosas con nombre de "galletita" que ayudan a que tu navegación sea más personalizada. Cierra este mensaje y nos darás tu permiso para seguir utilizándolas. Y seguirás disfrutando de diarioDESIGN como siempre.

Feliz viaje por nuestra web Cerrar

Muebles hechos por personas sin hogar: presentación del proyecto T300, de Curro Claret.

El diseñador Curro Claret presentará  el próximo 27 de enero un proyecto que parte del llamado taburete 300: una colección de taburetes realizados por personas que habían estado viviendo en la calle, a través de un taller hecho en Arrels Fundació durante los años 2010 y 2011.

Los taburetes se construyeron a partir de una pieza metálica que funcionaba como un nudo de conexión permitiendo que se le enroscasen tres patas y un asiento hechos a partir de materiales recogidos en la calle. Los taburetes además de cumplir con su primera función propia de piezas de mobiliario para sentarse, intentaban ser un medio de ayuda para estas personas en su proceso de recuperación.

La utilización del arte como una herramienta terapéutica tiene una larga y consolidada trayectoria, pero en el caso del diseño, apenas se conocen algunas experiencias.

Originariamente los taburetes fueron pensados para que se hiciesen por personas que habían estado viviendo en la calle y que iban a ir a vivir a pisos compartidos en un programa de ayuda, como una primera acción de confianza, participación y presentación de ellos mismos en estos pisos. El proyecto recibió el primer premio de la convocatoria Diseño contra la pobreza y exclusión social del Ministerio de Cultura el año 2010.

Ahora en una segunda fase, se han investigado nuevas aplicaciones a esa primera pieza (modificando algún detalle) de manera que se puedan construir además de taburetes, bancos, mesas (de diversas alturas), lámparas, colgadores, cabañas de indios… y alguna cosa más.

La pieza se plantea simplemente como un punto de partida, abierto, para explorar diversos nuevos usos. No se trata “solo” de poder hacer un taburete, sino que la persona que se encuentre ante ella, pueda plantearse que necesidades y deseos tiene y que puede acabar haciendo.

La intención última es que esos muebles y objetos puedan ser realizados por todos aquellos colectivos más o menos marginados, excluidos socialmente o no, que vean en la propuesta una vía que les pueda ayudar en su situación.

La pieza está realizada a partir de una plancha metálica, cortada con una máquina láser y doblada posteriormente. Esta tecnología cada vez más popular y económica resulta muy accesible e interesante especialmente para producciones pequeñas. Los planos de la pieza están disponibles gratuitamente para cualquier organización que lo solicite (siempre que sea para su propio uso y no para fines comerciales).

Esta última fase del proyecto se ha podido realizar gracias a una ayuda del Consell Nacional de la Cultura i de les Arts (CoNCA).

Se presenta el próximo viernes 27 de enero en Moda Estudios, calle Consell de Cent 159, local F2, Barcelona.

Lee más sobre Curro Claret en diarioDESIGN.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo nunca será compartida. Los campos marcados con * son obligatorios.

Puedes utilizar los siguientes códigos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Artículos relacionados

1 fogia

Fogia: la renovación del mobiliario clásico escandinavo.

Imágenes The Architect is present

Modos responsables de hacer arquitectura en el Museo ICO, desde el 13 de marzo

Alfons Tost Fastvinic apertura

Alfons Tost firma Fastvínic, un espacio lúdico para el más informal de los platos: el bocadillo.

Lavavajillas retro (2)

Museo Miele en Gütersloh. Historia viva del diseño industrial.