Si, nosotros también usamos cookies. Esas cosas con nombre de "galletita" que ayudan a que tu navegación sea más personalizada. Cierra este mensaje y nos darás tu permiso para seguir utilizándolas. Y seguirás disfrutando de diarioDESIGN como siempre.

Feliz viaje por nuestra web Cerrar

La nieta Carmela: un nuevo bar de arte y reciclaje en el Madrid más castizo.

Esta aventura de cinco artistas inaugurada recientemente en la capital es el resultado de una sinergia de las diferentes disciplinas a las que pertenecen sus dueños: bellas artes, restauración, pintura, fotografía y ebanistería.

En un local totalmente diáfano del barrio de la Latina han realizado una reforma que hace de La nieta Carmela un bar lleno de encanto para disfrutar de pinchos, copas y lo que tercie la noche madrileña.

En la reforma sólo se han utilizado materiales reciclados: puertas antiguas de madera para la barra, muebles de la basura pintados y modificados, la mesa alta sale a partir de unas vigas de madera y un tablón de un antiguo banco de ebanista, los falsos techos son de madera de pallets abandonados, los taburetes han sido rescatados del rastro o de la basura,… todo ello para definir un estilo muy marcado que se complementa con una cocina cuidada en la que los productos están especialmente elegidos.

Además, una pared que sufría de humedades se ha convertido en un punto de interés del bar, ya que han conseguido transformar ese defecto en un magnífico mapa que nos puede llevar a “la tierra de nuestros sueños”.

El peculiar nombre es un pequeño homenaje a la abuela de una de las dueñas, de un pueblo de Almería. Todos sabemos cómo es la gente de pueblo: intrigadísima ante las visitas de extraños, se preguntaban ¿quién eh? ¿quién eh? ¿quién eh? Ella era “la nieta Carmela”.

El local es utilizado también como sala de exposiciones.

La nieta Carmela
c/ Humilladero, 3
Madrid
Más sobre La nieta Carmela en su perfil de facebook

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo nunca será compartida. Los campos marcados con * son obligatorios.

Puedes utilizar los siguientes códigos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

8 comentarios

  1. Moyo

    Me encanta la decoración y sobretodo los baños, a parte del diseño (que es lo que cuenta aquí) puedo dar fe de que los platos que tienen son buenisimos!

  2. Xavier

    Estoy ya un poco harto de los locales tan “fashion”, pero ahora con apariencia de antiguos y cutres. Por favor, ¡necesitamos algo más de nivel para evitar tanta uniformidad de estilos!

  3. guillem (la nieta carmela)

    Xavier, gracies per la teva aportació, per sort teva tens un munt de bars cutres on pots anar sense haver de venir al nostre.
    A part de la contestació personal com a propietari del bar, m’agradaria afegir, per si es del teu interès, dues coses més; la reforma del bar l’hem fet, sencera nosaltres, amb sencera vull dir desde les canyeries d’aigua a la decoració sent aquesta un producte que ha sortit de la personalitat de cada un de nosaltres, per lo cual no el pots jutjar ni definir en un estil quan no ha estat premeditat (i menys veient 4 fotos) i segon crec que els estils nos requereixen de nivell, sino d’autenticitat, no ho confonguis.

  4. Guillermo

    Tal vez sería más… ¿diplomático?, más marquetiniano también, para vosotros, los dueños del establecimiento, que hubierais contestado en castellano para que todo el mundo se enterara de vuestras explicaciones.
    Mis saludos afectuosos.

  5. decoratualma

    Creo que el proyecto tiene una gran personalidad y encanto, que seguramente refleja lo que los dueños querían transmitir y llega a quien tiene que llegar. Como dice Guillem seguramente Xavier tiene decenas de bares que tengan su “nivel”, pero no se puede criticar un proyecto personal, creativo e interesante como este solo porque no sea de su estilo. En estos tiempos cualquier iniciativa ya tiene mérito en sí misma, y mucho mas cuando hablamos de trabajo y dedicación personal de los propietarios.
    Respecto a la defensa radical del castellano entiendo que a Xavier tampoco le gustará que le llamen “Javier”…
    Creo que la pluralidad nos enriquece y nos hace crecer como personas, y las posturas rígidas y excluyentes nos aislan y empequeñecen.

  6. guillem (la nieta carmela)

    Gracias decoratualma, cualquier cosa que diga después de lo que tu has dicho estaría de más. Guillermo no tengo ningún problema en traducirtelo, tengo la suerte de ser bilingüe.
    “Xavier gracias por tu aportación, por suerte tuya tienes un montón de bares a los que puedes ir sin tener que pasar por el nuestro.
    A parte de la contestación personal como propietario del bar, me gustaría añadir por si te interesa dos cosas más; la reforma del bar la hemos hecho integramente nostros, con eso me refiero desde las tuberias de agua a la decoración en si, siendo esta última un producto salido de la personalidad de cada uno de nosotros, por lo que no puedes ni juzgarnos ni encasillarnos en un estilo cuando no ha sido premeditado (y menos viendo 4 fotos) y segundo; creo que los estilos no requieren de nivel, sino de autenticidad, no te confundas.

  7. Miguel

    Es un lugar fascinante. Las fotos, como de costumbre, no sirven de gran cosa. Hay que estar allí y experimentarlo. No se parece a nada que yo haya visto y a la vez está perfectamente integrado en los lugares del barrio. Me recordó a la atmósfera que crea Tarkovski en ciertas escenas de sus películas.

  8. Anónima_MadridRio

    Es muy muy creativo.

    De las manos de Guillem cualquier plato y lugar será especial.

    Iniciativa que rompe con la cadena consumista.

    Chica con capucha.

Artículos relacionados

solardecathlon10

Visita en Madrid las más innovadoras casas sostenibles, participantes en el Solar Decathlon Europe.

workshop

T-workshop, el diseño holandés se exhibe en Eindhoven

1 Huerto Urbano en un restaurante de Tokio

ON Design Partners diseña unos módulos agrícolas para abastecer un restaurante en Tokio.

Palazzina Grassi Philippe Starck home

Philippe Starck firma Palazzina Grassi, el nuevo Design Hotel en Venecia.