Si, nosotros también usamos cookies. Esas cosas con nombre de "galletita" que ayudan a que tu navegación sea más personalizada. Cierra este mensaje y nos darás tu permiso para seguir utilizándolas. Y seguirás disfrutando de diarioDESIGN como siempre.

Feliz viaje por nuestra web Cerrar

El siempre sorprendente estudio Tjep reinterpreta a los Países Bajos en el aeropuerto de Schiphol.

Tulipanes, queso y molinos de viento: los tres elementos que mejor representan a los Países Bajos (con permiso de los zuecos) han sido reinterpretados por Tjep en la renovada Sala 3 del premiado aeropuerto de Schiphol (Amsterdam). El reconocido equipo neerlandés ha vuelto a recrear la estética tradicional holandesa con su estilo entre “infantiloide”, provocador y naïf.

El estudio, a la cabeza de Frank Tjepkema, fue el elegido para encargarse del diseño de tres espacios: una floristería (House of Tulips), un puesto de quesos (Say Cheese) y un restaurante (Bread). Los tres negocios uno a continuación del otro, ocupando un total de 1.500 metros cuadrados de superficie.

Cristal, madera y… queso han sido los materiales elegidos para plasmar los tres símbolos. Por separado, siendo cada uno de ellos el protagonista de cada puesto.

La floristería debe su nombre (La Casa de Tulipanes) a la enorme construcción de cristal en forma de casa que alberga al puesto de flores. Con una peculiaridad añadida: a través de un mecanismo se eleva, a modo de persiana, quedándose la construcción suspendida y dejando la tienda de flores al descubierto. Al finalizar el día desciende y oculta el negocio en su interior.

La estructura, forjada en hierro, mantiene el estilo arquitectónico de las casas rurales de los Países Bajos con sus elevados frontones en las fachadas. El vidrio verde homenajea a las casas de madera pintadas de este color en el campo.

El puesto de queso se divide en dos partes: un mostrador redondo, es decir en forma de queso, y una enorme estructura que imita a una rebanada y que sirve de estantería así como soporte para el nombre de la tienda.

Una barra de hierro en forma de semicírculo y suspendido en el aire funciona como lámpara de techo mediante ojos de buey. Todo el mostrador está decorado con quesos. Reales y decorativos. Estos últimos en la parte de abajo y de color amarillo, siendo éste el color protagonista en todo el puesto.

Para el restaurante, llamado Bread!, se inspiraron en los molinos de viento para moler el trigo y obtener la harina utilizada en la panadería. De ahí que la también enorme estructura de la parte posterior de los mostradores, la cual da refugio a la cocina, trate de asemejarse a las aspas de madera de los molinos.

Los panes de las estanterías, al igual que los quesos del Say Cheese, son puramente decorativos para reforzar el nombre de este espacio.

Ficha técnica

Cliente: Schiphol
Fecha: Septiembre 2011
Diseño: Frank Tjepkema, Leonie Janssen, Jeroen van Laarhoven, Ben Hagenaars
Superficie: 1.500 m2
Localización: Schiphol Airport
Empresas constructoras: Intos, Smederij van Rijn, Smeenk
Fotografías: Tjep. y Xander Richters

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo nunca será compartida. Los campos marcados con * son obligatorios.

Puedes utilizar los siguientes códigos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Artículos relacionados

me hotels london foster and partners francisco guerrero 1

Foster + Partners diseña un hotel en el corazón del West End londinense para Meliá Hotels International.

Novedades Normann Copenhagen, diseño nórdico para el hogar.

2 empatia

La iluminación LED y el vidrio soplado veneciano de Empatia, Mejor Transparencia según los Wallpaper* Design Awards.

1 Kongoh

Kongoh el tenderete africano que vende chocolates en un centro comercial.