Si, nosotros también usamos cookies. Esas cosas con nombre de "galletita" que ayudan a que tu navegación sea más personalizada. Cierra este mensaje y nos darás tu permiso para seguir utilizándolas. Y seguirás disfrutando de diarioDESIGN como siempre.

Feliz viaje por nuestra web Cerrar
ariadna
1 diciembre 2010

Binic, la mini-lámpara faro de Ionna Vautrin para Foscarini.

“Si tuviera que definir la lámpara Binic en tres palabras diría que es mona, colorista y pequeña”. Así explica la diseñadora francesa Ionna Vautrin su última creación para Foscarini. Sin duda alguna son los adjetivos más acertados para describir Binic, una lámpara take away inspirada en el mundo marítimo.

La diseñadora, originaria de la región costera de Bretaña, tomó como punto de partida su pasión por el mar para crear esta pequeña lámpara portátil. Binic reproduce la forma de una manga de viento, elemento característico de los barcos. Haz clic aquí para ver el vídeo de Binic.

 

El nombre de la colección también procede del mundo naval. Ionna Vautrin la llamó Binic en homenaje al faro de un pequeño puerto pesquero de la costa bretona. “Quería un nombre simpático que asociara a la lámpara con el mar y me gustó Binic porque la forma también recuerda a la  de un faro”, comenta la diseñadora.

Como los faros, la luz que emana Binic se concentra en un punto muy definido, emulando un proyector. Ilumina una zona concreta y define el espacio. El sistema de iluminación es, obviamente, de bajo consumo.

En cuánto a la gama de colores, la creadora francesa puso gran esmero en su elección. “Quería ofrecer colores que se adaptaran a todo tipo de circunstancias y gustos distintos”. La oferta incluye seis opciones: anaranjado, blanco, petróleo, verde, amaranto y gris topo.

Tras recibir el encargo de Foscarini, Vautrin empezó a trazar algunos dibujos. Cuando halló la forma exacta que quería, pasó a hacer un primer prototipo con el objetivo de comprobar si su idea funcionaba. Desde la empresa italiana la convencieron para que redujera el tamaño ¡a la mitad! Fue entonces cuando se cercioraron de que haciéndola más pequeña funcionaba mejor: resultaba más atractiva y cumplía con el requisito take away.

Además, la reducción de su tamaño fue un acierto porque aumentó su versatilidad. De esta manera, la lámpara puede adaptarse a todo tipo de espacios, desde habitaciones infantiles, hasta dormitorios adultos, oficinas, librerías…

El resultado de la creatividad de Vautrin y el know how de Foscarini es Binic, una lámpara pequeña, mona y fácil de transportar. Un objeto de esos que “apetece regalar”. ¿Te animas a sorprender a alguien estas navidades?

Más sobre Ionna Vautrin

Ionna Vautrin (Francia, 1979) vive y trabaja en París. Entre sus colaboraciones más destacadas cuenta proyectos para Camper o los hermanos Ronan & Erwan Bouroullec. Si echáis un vistazo a su web, no os perdáis su trabajo con vidrio y porcelana, sus fantásticos dibujos y las ¡Palm Shoes!

Más información en www.foscarini.com

Deja tu comentario

Tu dirección de correo nunca será compartida. Los campos marcados con * son obligatorios.

Puedes utilizar los siguientes códigos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Artículos relacionados

Casa Resonance en Japón, de FORM/Kouichi Kimura Architects.

4 lemeridien Balu finalizando el grafiti

“Las calles hablan”: el hotel Le Méridien descubre el arte urbano de Barcelona

Green-Folks-de-Hommu

Green Folks, de Hommu: muñecos que ayudan a conservar los bosques.

1 B&B Novedrate

El nuevo showroom de B&B Italia reúne el mejor diseño de mobiliario y la exuberancia vegetal.