Si, nosotros también usamos cookies. Esas cosas con nombre de "galletita" que ayudan a que tu navegación sea más personalizada. Cierra este mensaje y nos darás tu permiso para seguir utilizándolas. Y seguirás disfrutando de diarioDESIGN como siempre.

Feliz viaje por nuestra web Cerrar

Casa Somoboo, de Fernández-Abascal y Muruzábal: cuando el lujo es paisaje.

Ésta es una casa contemporánea cuya estructura en “L” la convierte en un mirador sobre su privilegiado entorno, el estuario de la bahía de Santander. La luz y el paisaje han sido tratados por Eduardo Fernández-Abascal y Florentina Muruzábal como un elemento más de su estructura. En el interior, algunas piezas que son clásicos del diseño le aportan un cálido y actual contrapunto.

Situada en una ladera de la bahía de Santander, esta casa interacciona con naturalidad con el paisaje, el estuario en primer término enmarcado por lejanas montañas. La luz y el paisaje, su entorno, se convierte gracias a su pensada estructura, en una habitación abierta más de la casa. ¿La clave de su éxito? Su acertada orientación y distribución.

Su planificación ha tenido muy en cuenta el entorno. Para ello, los arquitectos han apostado por una planta distribuida en “L”. Las áreas de día y noche se ubican en lados opuestos de la casa, con la particularidad de que cada una se sitúa a diferente altura, haciendo suyo el desnivel del terreno. Así, los desniveles pasan a formar activa de su planificación, ayudando a marcar la organización interior de la casa.

Esta solución aporta como resultado una amplia fachada, que era uno de los condicionantes de los propietarios, con el mínimo impacto visual y la máxima integración en el paisaje.

Además de los desniveles, el diseño de la casa ha tenido muy en cuenta la orientación, las vistas y los sistemas constructivos utilizados. En el exterior, los materiales empleados -hormigón tratado, panelados de aluminio, roble y vidrio- ayudan a dar forma a la propuesta, enfatizando la luminosidad del volumen superior, que queda materialmente suspendido en el espacio.

El interior, por su parte, se ha resuelto con materiales como el pavimento de roble, caucho y piedra caliza blanca. Este fondo neutro enfatiza la acertada elección del mobiliario, en el que se alternan piezas de Charlotte Perriand, Jean Prouvé o Serge Mouille.

Ficha técnica

Arquitectos: Eduardo Fernández-Abascal Teira y Florentina Muruzábal Sitges
Ubicación: Somoboo (Cantabria), España
Colaboradores: Manuel Díaz Pardo, Eduardo Ezquerra Muñoz, David Ceballos
Área: 690 m²
Promotor: FF/ MJG
Constructor: Construcciones Sendalbo
Estructuras: Miguel Terán
Fotos: Gabriel Fdez.-Abascal, Guillermo Fdez.-Abascal

 

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo nunca será compartida. Los campos marcados con * son obligatorios.

Puedes utilizar los siguientes códigos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

1 comentario

  1. juan carlos

    casa

Artículos relacionados

portadascs

SCS, el espacio de concentración sensorial de Freyja Sewell.

1 hotel garonda trick

Trick: la luz con truco en el hotel Garonda de Palma de Mallorca.

sancal_patchwork_01

Sancal presenta en Milán “Natural Collection”, una aventura con nuevas gamas de productos.

Atelier Mecanica 8

Café Atelier Mecanic, una vuelta de tuerca al vintage industrial del antiguo Telón de Acero.