Si, nosotros también usamos cookies. Esas cosas con nombre de "galletita" que ayudan a que tu navegación sea más personalizada. Cierra este mensaje y nos darás tu permiso para seguir utilizándolas. Y seguirás disfrutando de diarioDESIGN como siempre.

Feliz viaje por nuestra web Cerrar
Gracia Cardona
22 septiembre 2010

UNStudio reforma el loft de un coleccionista en Nueva York.

El estudio holandés UNStudio ha transformado un loft de 550 m2 situado en pleno barrio de Greenwich Village, en el corazón de Manhattan, en un espacio de uso híbrido como apartamento-galería de arte-biblioteca gracias a unos tabiques ondulados que ordenan un muy generoso y complejo espacio.

 Los apartamentos pequeños han sido siempre considerados como difíciles para los arquitectos e interioristas. Pero los grandes espacios plantean también sus propios retos a la hora de crear una vivienda funcional y acogedora a la vez. Es el caso de este impresionante loft, cuyo propietario necesitaba reconvertir a un espacio de uso dual: apartamento y galería de exposición de piezas de arte y libros. 

Los arquitectos del reconocido estudio UNStudio tenían planteados en este caso varios retos: redistribuir el loft de modo que los usos de vivienda y galería conviviesen cómodamente, realizar esta división sin perder la sensación de open-space, crear paredes para la exposición vertical, y corregir una desproporción intrínseca del apartamento, demasiado bajo para las generosas dimensiones de anchura y longitud que presentaba la planta.

 

La solución escogida fue organizar el gran apartamento y conseguir un espacio más equilibrado gracias a una serie de paredes curvas que avanzan sinuosa y longitudimnalmente por la planta rectangular. Estos tabiques, sirven, además, como galería de exposición vertical donde colgar los cuadros en exhibición e integrar estanterías para la exposición de libros. El recurso de las paredes curvas permite además  crear perspectivas privilegiadas desde cualquier punto de la vivienda, que en ningún momento pierde su esencia de loft.

 

 Para conseguir las formas redondeadas, los tabiques se han construido de fibra de vidrio reforzada con paneles de yeso. El techo apoya esta distrubición sinuosa, creando distintas zonas opacas e iluminadas que ayudan a distinguir los espacios más acogedores destinados a uso privado de las áreas más iluminadas, que funcionan como galería. 18.000 luces led iluminan la parte expositiva, permitiendo el intercambio de las distintas intensidades y tipos de luz: desde más fría y blanca, a más neutra y natural, o a tonos más cálidos y anaranjados.  

El tercer elemento sobre el que han trabajado los arquitectos ha sido las vistas de la ciudad: las antiguas ventanas se han abierto totalmente y han sido sustituidas por paneles totalmente acristalados en la fachada sur, la que tiene las mejores vistas sobre la ciudad que nunca duerme.  

El suelo, un parquet de tablones de abeto de 45 cm. de ancho, pavimenta de forma homogénea todo el loft. De este modo, se apoya también la unificación del espacio y las piezas de mobiliario de estilo contemporáneo se sitúan casi como elementos flotantes sobre el parquet de madera clara.

Fotos de Iwan Baan, visto en www.contemporist.com. Plano en www.unstudio.com.

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo nunca será compartida. Los campos marcados con * son obligatorios.

Puedes utilizar los siguientes códigos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

1 comentario

  1. soraya

    me gsta cuando se trata de obras de ate soy marchan de obras de arte moderno si le interesa

Artículos relacionados

cata-181-web-01

Restaurante Cata 181, diseño Lagranja: cien eclécticos metros cuadrados para un especialista en vinos.

martin_azua_food_line_09

Food line: más que un soporte para la comida, un nuevo ritual

1 hayon en domestico

Todo Hayón en el Born de Barcelona. Visita la muestra en DomésticoShop, hasta el 21 de junio.

Scott and Scott Architects Whistler Cabin

El envidiable refugio de una familia de snowboarders en Canadá.