Villa Nyberg en Suecia, una casa ecológica al alcance de cualquiera.


Esta casa es la primera de una serie de viviendas energéticamente sostenibles –passive houses- que los arquitectos suecos de Kjellgren Kaminsky Architecture han desarrollado en colaboración con la empresa Emrahus. Además de ecológica, la vivienda está diseñada respondiendo a los cánones estéticos nórdicos más clásicos: sencillez de formas orgánicas, colores claros para realzar la tenue luz del norte y materiales naturales con protagonismo de la madera.


Con el objetivo de construir casas ecológicas al alcance de todos, Emrahus colabora con arquitectos como Kjellgren Kaminsky para diseñar prototipos de casas prefabricadas que sean además energéticamente sostenibles. Las casas se adaptan al cliente y se construyen de manera customizada. En este caso los Nyberg, una familia con niños, disfrutan ya de su casa sostenible en un relajante paraje de Borlänge, en la Suecia central.


Las casas pasivas son construcciones extremadamente bien aisladas capaces de mantener durante mucho tiempo el calor presente en el edificio: tanto el que procede de la luz solar, como el que generan las personas y el propio equipamiento del hogar. Así, reducir la pérdida de calor es uno de los objetivos de la casa que, basándose en simulaciones de consumo energético, se ha diseñado para que tan solo necesite una energía adicional de 25 kwh/m2 al año. La forma circular de la vivienda tampoco es casual: se consigue de este modo eliminar los puentes térmicos, además de reducir al mínimo el perímetro de la casa y, en consecuencia, la superficie de pared en contacto con el exterior.


Villa Nyberg está situada en un bosque junto a un lago de la Suecia central. La distribución de la vivienda se ha basado en un concepto muy racional: destinar a cada uso la cantidad de espacio proporcional al tiempo que se destina a esa actividad. Las distintas zonas de la casa se han organizado secuencialmente y la vivienda se recorre gracias a un pasillo que transcurre paralelo a un patio central, también circular. El patio dota al interior de una gran luz natural y mejora la experiencia de las vistas al paisaje, visibles desde cualquier punto. Toda la casa es visualmente percibida como una única estancia ya que pueden verse siempre todas las habitaciones, bien sea porque están conectadas secuencialmente, bien a través del patio interior.


El salón y la cocina abren sus vistas hacia el lago, mientras que las áreas más privadas –dormitorios y baños- se encuentran en el otro extremo con pequeñas ventanas abiertas hacia el bosque. Unas pocas piezas escogidas de mobiliario de diseño aportan el toque contemporáneo a la vivienda.

Fotografías en www.kjellgrenkaminsky.se

Deja tu comentario

Tu dirección de correo nunca será compartida. Los campos marcados con * son obligatorios.

Puedes utilizar los siguientes códigos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Artículos relacionados

El abrazo del arte

Exposición “El Abrazo del Arte” en la Central de Diseño de Matadero Madrid

Hotel-Alexandra-habitacion-mosaicos

Diseño y aires modernistas en la renovación del Hotel Alexandra de Barcelona.

Apartamentos en Maracon Suiza jardin noche

Apartamentos en Maracon (Suiza), de Localarchitecture.

Solemne y eficiente: nueva iluminación en el Duomo de Milán