Si, nosotros también usamos cookies. Esas cosas con nombre de "galletita" que ayudan a que tu navegación sea más personalizada. Cierra este mensaje y nos darás tu permiso para seguir utilizándolas. Y seguirás disfrutando de diarioDESIGN como siempre.

Feliz viaje por nuestra web Cerrar

Estudiantes de arquitectura construyen un bar en Oporto con cajas de IKEA.


Diogo Aguiar y Teresa Otto presentaron este proyecto al concurso de bares de arquitectura temporal de la Facultad de Arquitectura de Oporto: un diseño barato, fácil de construir, y arquitectónicamente muy digno. Hecho con 450 contenedores de plástico de IKEA, su Bar Temporal fue merecedor del primer premio.


Cada año, los estudiantes de arquitectura de la Universidad de Oporto tienen que diseñar y construir un bar que represente a su institución con dignidad arquitectónica. El bar, de presupuesto muy limitado, debe emplazarse en un lugar concreto que viene determinado por la organización y es desmontado tras un tiempo en funcionamiento. Su construcción corre, físicamente, a cargo de los propios estudiantes, por lo que debe ser fácil y rápida.


La propuesta ganadora ha sido este cubo de luz compuesto por partes modulares de plástico. A partir de la idea de crear tu propio mudo que promueve la marca sueca de mobiliario, (en España, el ya famoso “redecora tu vida”), Diogo Aguiar y Teresa Otto han construido su bar aprovechado unas cajas de plástico de IKEA de distintos tamaños, que se iluminan con luces led por la noche y cambian de color al ritmo de la música del dj. Así, con poco dinero, mucho ingenio y una pequeña ayuda del gigante sueco de mobiliario, los estudiantes de arquitectura de la Universidad de Oporto han conseguido redecorar su noche.


La construcción tiene una altura de 4,7 metros de altura, y durante el día el volumen arquitectónico toma presencia gracias a la piel texturizada hecha de módulos de plástico. Construido en una semana por los propios diseñadores y algunos amigos, se han usado 420 cajas montadas in situ sobre una estructura de madera y metal. Una red de luces led acoplada detrás de las cajas le da su apariencia cambiante por la noche. La construcción, además de ser temporal, puede desmontarse completamente y las cajas de plástico son perfectamente reutilizables.

Más información y fotografías en www.diogoaguiar.com

Deja tu comentario

Tu dirección de correo nunca será compartida. Los campos marcados con * son obligatorios.

Puedes utilizar los siguientes códigos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

2 comentarios

  1. Ariadna R.

    ¡Brillante! Un claro ejemplo de cómo la crisis (o un presupuesto modestísimo) agudizan el ingenio!!

  2. elena

    impresionante

Artículos relacionados

hustwit

La trilogía sobre el diseño de Gary Hustwit, el 27 de julio en Canal+ Xtra

Casa de Torres Baldasano 6 (Copiar)

Torres Baldasano nos explican cómo vivir y vender en una casa tradicional de Sarrià.

Castell d'Emporda-Concrete (3)

Parasoles oxidados “brotan” en la terraza del hotel Castell d’Empordà, en la provincia de Girona.

4 innermost edit by designjunction

Preview Milán 2014: empezamos con EDIT by Designjunction, una potente muestra de novedades en el Palazzo Morando.